Placas solares para el autoconsumo en el hogar, la solución frente a las nuevas tarifas eléctricas

Las placas solares ya no son herramientas de autosuministro exclusivo para la industria o para los bolsillos más acaudalados. De hecho, la instalación de sistemas de autosuministro eléctrico basados en energía limpia son una apuesta segura con una clara tendencia al alza entre la población.

No solo permiten un ahorro sustancial en la factura de consumo eléctrico, sino que contribuyen a desarrollar un modo de vida más sostenible basado en las energías limpias de las renovables.

Durante el primer trimestre de 2021, llevamos un duro revés con el incremento en el coste de la factura de la luz. Apenas medio año después, las nuevas tarifas eléctricas entran en vigor para cambiar nuestro estilo de vida generando incertidumbre y desconcierto.

Para el usuario ya confundido con la interpretación de los actuales sistemas de tarificación de consumo eléctrico, los nuevos parámetros de dos potencias diferentes en tres franjas horarias distintas no hacen sino más difícil aún la lectura de la factura.

Eso y los nuevos modelos de rutina a que nos obligan esos tres horarios diferentes. Una vivienda con servicio eléctrico contratado de hasta 15 kW de potencia estará supeditada a la discriminación horaria obligatoria; esto es, horario punta, llano y valle.

Si los modos de vida tradicionales obligaban a conciliar trabajo y familia, los nuevos sistemas de control de suministro eléctrico nos abocan a implementar horarios en que las tareas de casa resulten menos gravosas a nuestros bolsillos. Evitar subidas indeseadas pasa por conocer los horarios de consumo con precisión.

Los diferentes análisis y estudios realizados a colación de estas nuevas franjas de tarificación de coste de suministro eléctrico auguran una afectación claramente negativa en la economía doméstica.

Evitarla pasa por buscar alternativas y la más rentable, a todas luces (sirva de ironía), es el autoconsumo solar. Las placas solares son una de las opciones más viables en uno de los países con el mayor número de horas de sol. Apostar por energía solar no es solo beneficiarse de un suministro limpio y sostenible, sino rentable.

El ahorro más significativo de las placas solares

Instalar placas solares para beneficiarse de la energía renovable e inagotable de la luz del sol no solo es un firme abrazo a la sostenibilidad, sino que puede constituir entre  un 50%  y un 95% de ahorro sobre la factura de la luz.

Instalar placas solares en una vivienda permite una menor dependencia de las fluctuaciones del mercado energético y un plan de suministro más estable.

Las nuevas tarifas generarán una migración masiva en los hogares hacia el consumo nocturno en detrimento del actual uso de los electrodomésticos en franjas horarias diurnas.

Previsiblemente, las tarifas planas y los productos de franja horaria se sumarán a la oferta actual, pero resultarán elementos más caros que las opciones que sea acercan a la energía renovable. El ahorro, claramente, es verde.

Plan de vida sostenible, el ahorro empieza en casa

Los nuevos modelos de vida se han amoldado a la funcionalidad ecológica y sostenible. Hasta hace poco, lo verde era caro. Nada más lejos de la realidad. Utilizar los recursos naturales permite un abaratamiento de los costes y una ventaja significativa en la protección del medio ambiente.

Ser sostenible no es ser caro. Todo lo contrario. La energía renovable es más barata que la tradicional. En una sociedad preocupara por el ahorro y la sostenibilidad, los recursos ofertados por la naturaleza son una opción rentable para favorecer la economía familiar.

Para conseguir alinear de forma efectiva ahorro y sostenibilidad es necesario contar con el asesoramiento de expertos en la materia, como CRES.

Nuestros planes de estudio de necesidades energéticas para viviendas le permitirán disponer de las mejores opciones en paneles solares para elegir la mejor instalación fotovoltaica para sus necesidades energéticas diarias.

La rentabilidad de adquirir paneles solares a 25 años se conseguiría en tan solo 3 o 5 años, ya que cada año de uso de los sistemas renovables permiten la recuperación de entre un 15% y un 20 % de la inversión, además de los correspondientes beneficios fiscales inherentes a la propia instalación.

Actualmente existen significativas rebajas del IBI en algunos municipios que pueden llegar a bonificar la instalación de paneles solares hasta en un 50% de su coste.

Además, es posible conseguir una rebaja de hasta el 95% del impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO), deducciones del IRPF que permitan una mayor amortización e incluso subvenciones para la propia instalación.

En CRES somos especialistas en instalaciones fotovoltaicas. Nuestra amplia experiencia en el sector nos permite recomendar la instalación de placas solares para viviendas como alternativa más efectiva para un aprovechamiento energético alejado de las tradicionales comercializadoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *