El futuro de las instalaciones solares

Las energías renovables no dejan de crecer y consolidarse como una fuente de energía prácticamente inagotable e incuestionablemente limpia.

A su éxito basado en cuanto a diversidad, disponibilidad y aprovechamiento de recursos naturales hay que sumar que el coste de este tipo de recursos energéticos se mantiene en un claro descenso.

Las instalaciones solares son un recurso cada vez más al alza que constituye un claro ejemplo del crecimiento imparable de las energías renovables. Y las previsiones auguran un futuro aún más prometedor.

Energía solar fotovoltaica

Hasta hace relativamente poco, el acceso a energías renovables estaba limitado a grandes instalaciones industriales o a gastos económicos inasumibles para la gran mayoría de la población.

Pero el suministro a través de la energía fotovoltaica se ha convertido en una opción asequible a nivel autónomo en cualquier hogar y permite reducir la dependencia de suministros externos basados en combustibles fósiles cuyo precio y volatilidad coyuntural no hacen más que dispararse.

Aunque el actual sistema de abastecimiento energético está colonizado por los suministradores de energía habituales, el futuro de las instalaciones solares apunta hacia un éxito seguro.

A diferencia de las fuentes energéticas convencionales, el aprovechamiento de recursos naturales, como la energía solar, permite una mejor optimización de recursos naturales que evitan el impacto medioambiental y constituyen una apuesta doméstica por el ahorro.

El futuro de las instalaciones solares

Un movimiento mundial

Invertir en energías renovables es un planteamiento global. En todo el mundo se busca una mejor preservación del medio ambiente mediante este tipo de recursos, y nuestro país va a la zaga de esta tendencia con unos últimos avances muy prometedores.

Menos coste, más tecnología

Aunque habían comenzado con buen pie, las energías renovables vieron truncada su proyección por afectaciones como el conocido y ya derogado “impuesto al sol”. Pese al parón, el sector de las renovables ha vuelto a la carga con más fuerza que nunca y un crecimiento exponencial.

Tras más de una década de progresión positiva de las fuentes de energía alternativas y la caída de los precios de la instalación y tecnología en materia de energía renovable, el sector apunta a un futuro especialmente brillante y ya consolidado.

El futuro de las instalaciones solares es ya casi un presente real, ya que se han convertido en un referente de inversión en materia de energía fotovoltaica al abaratar sus costes en más de un 80% y apuntar hacia un menor coste aún de inversión.

Tecnología en el sector de las renovables

En todos los sectores la tecnología ha avanzado a pasos de gigante, simplificando la gestión de recursos y abaratando considerablemente los costes de la actividad diaria, tanto a nivel particular como empresarial.

En el sector de las energías renovables, y en lo que se refiere a las instalaciones solares, el desarrollo de la tecnología ha sido más que notorio, aumentando los rendimientos y permitiendo una mayor producción de energía que compite ya a la altura de cualquier tipo de sistema de producción.

De menos a más

Las instalaciones solares empezaron como pequeños puntos de redes eléctricas aisladas. Todo comenzó como una diminuta red de abastecimiento para empresas o algún que otro ayuntamiento pionero en la gestión de recursos sostenibles.

Sin embargo, en la actualidad es cada vez más habitual ver puntos de instalación de generación de energía renovable (especialmente de energía solar) en las proximidades de los espacios de consumo, tanto a nivel industrial como doméstico o municipal.

Las instalaciones de generación distribuida de tecnología solar fotovoltaica permiten alimentar cualquier tipo de instalación, desde la más pequeña, como un simple cargador, hasta la industria más grande. Su escalabilidad y modularidad le permiten este tipo de hazañas.

Un futuro sostenible

Aunque queda mucho camino por recorrer, el potencial de nuestro país en volumen de horas de irradiación solar permite que el sector de la energía solar fotovoltaica se encuentre encaminado a ser una prioridad en el proceso de renovación energético.

La evolución se está produciendo con rapidez y a un ritmo cada vez más acelerado aupado por las innovaciones tecnológicas y las continuas reducciones de costes.

La generación de electricidad próxima a los puntos de consumo _con la correspondiente merma en pérdida eléctrica_, los beneficios económicos del abastecimiento energético con energías renovables y el cuidado medioambiental han convertido a las instalaciones solares en uno de los pilares de nuestro futuro energético.

El futuro de las instalaciones solares

Autoconsumo responsable

Los hogares han sido el punto de mayor crecimiento de las instalaciones solares. La reducción de los costes de instalación y los beneficios de estos sistemas de generación de energía doméstica han constituido un punto de inflexión en la popularización de este recurso.

La evolución tecnológica y de sistemas energéticos permite ahora a cada hogar generar un autoconsumo responsable gracias a las instalaciones solares.

En CRES disponemos de un equipo de trabajo con amplia experiencia que nos sitúa a la cabeza del sector de la energía fotovoltaica.

Trabajamos e implementamos instalaciones de autoconsumo residencial o proyectos de plantas industriales fotovoltaicas con la garantía de ser una empresa líder que cuenta con el reconocimiento del sector y la satisfacción de todos nuestros clientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *