Tener una instalación de energía fotovoltaica en tu hogar o empresa marca una gran diferencia tanto para tu ahorro como para el planeta. Pero por si fuera poco, te contamos algunos trucos para sacar el máximo partido posible de tu instalación.

1. Acumula los consumos en las horas de mayor producción de tu instalación.

Acumula la mayor parte de los consumos y conecta los equipos con mayor potencia en las horas de mayor producción de tu instalación.

Si tienes aparatos de aire acondicionado, enciéndelos a una temperatura moderada en cuanto su instalación comience a producir y tengas excedentes. Así evitarás que la vivienda acumule mucho calor y mantendrás una estancia agradable, con menor consumo.

Si tienes radiadores, conéctalos cuando la instalación comience a producir y tenga excedentes con una temperatura moderada que impida que la vivienda se enfríe y le asegure una estancia agradable.

2. Programa tus electrodomésticos

Si tus electrodomésticos son programables, hazlo de forma progresiva, teniendo siempre en cuenta que la demanda no sobrepase tu producción.

Si trabajas fuera de casa, programa los electrodomésticos que más consumen (lavadora, lavavajillas, secadora, piscina, termo eléctrico) para que funcionen en las horas en las que está produciendo tu instalación.

En el caso de que no sean programables, puedes instalar un dispositivo externo como este, que cumpla con esta función.

3. Contrata una tarifa eléctrica con dos o tres períodos.

De esta manera puedes hacer que coincidan los consumos en horas nocturnas con las tarifas más económicas para conseguir un mayor ahorro y mejorar la amortización de la instalación.

Y para los recién llegados al mundo del ahorro energético…

Extra: otras recomendaciones para disminuir la factura de la luz: 

1. Reduce el consumo con electrodomésticos de clasificación A+++.

2. Sustituye las luces de su vivienda por LED.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *