Portal Web de CRES    |    info@cres.es    (+34) 661 531 204

Blog

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Ahorrar energía en casa es beneficioso para el bolsillo, la familia y el medioambiente. Sin embargo, dicho ahorro es más complejo que el solo hecho de utilizar menos electricidad, puesto que cualquier actividad doméstica que requiera agua o combustibles fósiles también consume mucha energía. Además, existe el compromiso de cuidar del planeta y su medioambiente. Pero si todos hacemos nuestra parte y ahorramos energía, el problema disminuirá considerablemente. La reducción del uso de energía en toda la casa implica consumir menos electricidad y agua, saber en qué momento y de qué manera utilizar la energía, evitar la pérdida de energía, además de elegir electrodomésticos y dispositivos que contribuyan al ahorro de energía.

Aquí te dejamos estos consejos para hacer que tu casa consuma menos energía:

1.- Sustituye los focos incandescentes

Estos generan mucho calor y por eso son muy poco eficientes. Cambiarlos por focos fluorescentes compactos (CFL, por sus siglas en inglés) o focos LED te permitirá ahorrar hasta un 75 % en electricidad.

  • Las necesidades de iluminación representan el 10 % del consumo de energía. Un solo foco CFL podría ahorrarte unos € 25 en gastos de energía durante toda su vida útil en comparación con un foco incandescente.

2.- Baja la temperatura del calentador de agua

Los calentadores de agua antiguos (tipo tanque) gastan mucha energía para mantener caliente el agua del tanque. De hecho, es posible que tu calentador de agua represente hasta una cuarta parte de tu consumo energético. Para disminuir la cantidad de energía que utiliza este aparato, pon la temperatura del agua en 49 °C (120 °F).

  • No pongas tu calentador de agua a una temperatura inferior a la recomendada o de lo contrario, darás lugar al desarrollo de patógenos peligrosos en el tanque.
  • Al bajar la temperatura del calentador de agua ahorrarás energía sin importar que funcione a gas o con electricidad, puesto que demanda mucha energía para producir el gas utilizado en tu casa.
  • Si quieres aumentar aún más la eficiencia de este aparato, envuélvelo con una manta de aislamiento y coloca mangas de aislamiento en las tuberías.

 3.- Sella las filtraciones de aire

 

Mantener la casa en una temperatura cómoda exige un gran gasto de energía. Las filtraciones que permiten la entrada del aire exterior y la salida del aire de la climatización aumentan mucho más la cantidad de energía necesaria para calentar o enfriar tu casa. Por eso, sellarla de forma adecuada es otra buena medida para ahorrar energía. Puedes hacerlo de la siguiente manera:

  • Instala burletes en las puertas, las ventanas y el ático o tapa los agujeros de acceso al espacio debajo del piso.
  • Sella las ranuras de correo sin utilizar.
  • Sella las aberturas y las grietas en el techo, las paredes, alrededor de los tomacorrientes y alrededor de las tuberías y los cables con sellador o espuma expansiva.
  • Tapa los agujeros grandes, por ejemplo, con un producto de espuma.
  • Instala láminas de plástico en las ventanas con filtraciones de aire o utiliza cortinas gruesas para bloquear las corrientes de aire. 

 4.-Aumenta el aislamiento por toda la casa

Esto también mantendrá tu hogar en una temperatura cómoda sin necesidad de hacer trabajar mucho a tu caldera o aire acondicionado. Recorre la casa y revisa el grosor del aislamiento, sobre todo en el sótano y el ático. En las zonas donde el aislamiento tiene un espesor inferior a 30 cm (12 pulgadas), añade aislantes de algodón adicionales para minimizar las filtraciones y las corrientes de aire.[5]

  • También puedes aplicar el aislamiento soplado para obtener una mejor capa. Esta opción es más económica.
  • El estándar más usado para el aislamiento es un valor R de 30.

 5.- Cámbiate a aparatos de bajo consumo energético

Los aparatos antiguos suelen utilizar mucha más energía que los modernos y los aparatos de eficiencia energética emplean la menor cantidad de energía posible. Cuando llegue la hora de cambiar los aparatos antiguos, busca la certificación de Energy Star u otro sello de eficiencia energética. Los aparatos con la certificación de Energy Star gastan hasta un 50 % menos energía y agua que sus equivalentes tradicionales.

  • Las lavadoras de carga frontal son de mayor eficiencia energética que las de carga superior.
  • Los refrigeradores con el congelador en la parte superior o inferior consumen menos energía que los refrigeradores de dos puertas verticales.[7]
  • Las estufas con placas de inducción son de mayor eficiencia energética que las estufas a gas.
  • Los calentadores de agua sin tanque permiten ahorrar mucha más energía que los calentadores de agua con tanque. 

6.- Instala ventana de bajo consumo energético

Es posible que estés perdiendo un gran porcentaje de energía por medio de las puertas y ventanas con rendijas o agujeros. Las ventanas viejas con frecuencia son muy ventiladas, lo que significa que la caldera y el aire acondicionado deben esforzarse más para calentar o enfriar tu casa y esto implica más gasto de energía. Cuando llegue la hora de cambiar las ventanas, busca unas de mayor eficiencia energética con doble o triple vidrio, ya que ayudan a disminuir el consumo de energía.

  • Existen muchos lugares que ofrecen créditos fiscales a los propietarios que cambian sus ventanas por otras de menor consumo energético, así que averigua si en tu zona están disponibles dichos programas. 

7.- Instala placas fotovoltaicas

El sistema fotovoltaico se encarga de transformar la luz solar por energía, utilizando para ello placas que se colocan en terrenos abiertos o en los tejados de algunos edificios, y que permiten obtener esta fuente de electricidad a través de cualquiera de estos sistemas:  

  • Sistema solar separado de la red eléctrica permite autoabastecerse, desconectarse de la red, dejar de pagar recibos a la compañía eléctrica ser dueño de tu energía ahorrando significativamente.
  • Generamos electricidad durante horas de luz solar que podemos consumir de forma instantánea y/o almacenar el sobrante en acumuladores este sistema es llamado AOSS.
  • Sistema solar conectado a la red eléctrica.

Las instalaciones fotovoltaicas conectadas a red son el futuro, contribuyen con el medio ambiente y reducen drásticamente el consumo de las viviendas o edificios a las que suministran energía ahorrando considerablemente, ya sean en viviendas o naves industriales de gran tamaño. Y, además disminuyen la dependencia de la red eléctrica y los combustibles fósiles usados actualmente para producirla.

 

Fuente: https://es.wikihow.com/ahorrar-energ%C3%ADa-en-tu-casa

Nuestros Partners

FDS
Aremur
UNEF
FREMM
FENIE
FRONIUS